Actualizado: 2 December, 2020

España negó que se haya violado ninguna convención internacional al aceptar la llegada de Leopoldo López: “Era un huésped, no un rehén” (+Audio)

La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, expresó este martes 27 de octubre que «en lo que España pueda ayudar a las autoridades venezolanas lo hará, siempre dentro del respeto de las convenciones diplomáticas que rigen las relaciones entre dos países», tras negar que se hayan violado leyes internacionales al permitir el ingreso a su país al líder de Voluntad Popular (VP), Leopoldo López.  

«El señor López era un huésped de la embajada de España en Caracas y un huésped no es un rehén, un huésped es alguien que está, llega, se queda y puede marcharse cuando así lo decide, y así ha sido en este caso, él se ha marchado de la embajada por su propia voluntad», agregó.  

«Además ha decidido venir a España y España lo ha acogido como acoge a miles de venezolanos cada año que deciden venir a nuestro país. Más allá de eso, España no tiene nada más que añadir», enfatizó.

López salió de Venezuela el pasado viernes, tras abandonar la residencia del embajador español, en Caracas, donde permanecía cómo huésped desde el 30 de abril de 2019, después de participar en un fallido levantamiento militar junto al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó.

Su padre, Leopoldo López Gil, quien reside en Madrid, dijo a la agencia de noticias EFE que su hijo dejó la residencia diplomática por voluntad propia y detalló que el opositor salió del país por una ruta «clandestina» a través de la frontera con Colombia.

El opositor permaneció tres años y medio en la cárcel militar de Ramo Verde y otros 21 meses en su hogar, en Caracas, gracias a una medida de casa por cárcel.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribete

a nuestro resumen de noticias