Militares venezolanos en el exilio serían presa de grupos armados ilegales colombianos (+Video)

Durante el programa colombiano Testigo Directo, la periodista Michell Rodríguez entrevistó a dos militares venezolanos que desertaron ha Colombia por la crisis que vive Venezuela.

Según la periodista, ambos militares se encuentran en Bogotá, en busca de trabajo y en espera de que se produzca un cambio político en Venezuela que les permita volver y retomar su carrera militar.

Un Sargento Mayor de las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES), de 27 años, confesó que decidió abandonar al régimen de Nicolás Maduro porque no estaba de acuerdo con sus políticas de gobierno.

Me quise ir del régimen de Nicolás Maduro porque estaba en contra de lo que era su gobierno. El país de nosotros es un país muy rico para verle en esta crisis que hay. No es económica, es política. Aquí estoy al orden de nuevo presidente, a su orden”, dijo el Sargento.

Asimismo, aseguró que las guerrillas y paramilitares colombianos le ofrecieron comandar sus tropas, propuesta que él rechazó porque “no se preparó para eso”.

“La oferta que están teniendo los militares acá en el país colombiano es oferta con guerrilla y paramilitares, más que todo con Los Rastrojos. Uno de ellos la oferta fue 4 millones y medio para comandar sus tropas”, comentó.

De igual forma, señaló que algunos militares que llegaron a Colombia están trabajando como “gota a gota”, siendo intermediarios entre la guerrilla y los narcotraficantes.

“Se presume que son enviados por guerrillas, por narcos, por personas que manejan dinero, y ellos lo que hacen es cobrarlo”, manifestó.

Agregó que la guerrilla ha tenido convenios con la milicia venezolana durante un tiempo, pues se hacían “intercambios” de comida para permitir que se realizaran contrabandos.

“Si no daban la logística como tal, uno lo que hacía era negociar con los guerrillos. Ellos te daban comida, te daban la logística que tú pedías, pero con el cambio de que al menos uno no patrullara o dejara pasar los contrabandos, cuando eso ya estaba cuadrado, eso era algo que ya estaba hablado entre jefe y jefe”, expresó.

En cuanto a las deserciones de militares venezolanos, admitió que es algo que antes no podía suceder porque los castigaban, investigaban o encarcelaban.

“Ya ustedes vieron que están desertando uniformados para este país, cuando eso era prohibido. Ósea, nosotros los venezolanos no podíamos pasar la frontera, ni siquiera el puente, porque eso era un castigo: nos metían investigación, nos metían preso por eso”, reiteró.

De igual forma, la periodista entrevistó a un Suboficial venezolano, quien afirmó que abandonó las fuerzas militares por la escasez de comida que vive Venezuela.

“Yo decidí desertar por la escasez de comida, de alimentación. Por lo menos, a nosotros nos dan de desayuno tipo una arepa paisa con frijoles y agua con panela, la sobra de la comida prácticamente”, contó.

Admitió que fue tildado de “loco” dentro de las Fuerzas Armadas venezolanas cuando demostró que esta en contra del régimen de Nicolás Maduro y que lo acusaban de “traidor de la patria”.

“Me mandan a una oficina que se llama el S2, que esa es la Inteligencia Militar, y me hacen una entrevista. Empiezan a decir en el informe, ¿por qué estaba hablando mal del gobierno? ¿por qué estaba en contra del gobierno? Me mandan para el psicólogo diciendo que yo estaba loco porque traicioné al país, según ellos”, aseveró el Suboficial.

No obstante, envió un mensaje para aquellos militares que se mantienen en Venezuela, pidiéndoles que cumplan con el rol de “garantes de la nación”.

“Mi mensaje para aquellos oficiales, subalternos y superiores, ósea que nosotros no somos políticos, somos militares garantes de nuestra nación, ósea lo que juramos delante de Dios y la patria es defender nuestro país”, concluyó.

Por otra parte, John Marulanda, asesor internacional en Seguridad y Defensa, afirmó que existe una ruptura dentro de las Fuerzas Armadas en Venezuela, viéndose reflejada en el flujo de militares que desertan del país.

“Hay muchas fisuras y eso se está viendo con lo que sucede en la frontera, donde ya hay un flujo continuo de deserciones, especialmente de soldados y suboficiales”, manifestó.

Asimismo, indicó que los altos mandos se mantienen con el régimen porque están involucrados en “actividades delincuenciales”.

“Pero el mando, el generalato y el almirantato están involucrados en las actividades delincuenciales, que no saben qué hacer, y se mantienen por ahí”, dijo Marulanda.

Por último, el asesor aseveró que el G2 cubano tiene presencia en Venezuela por medio de la Dirección General de Inteligencia y Contrainteligencia Militar (DGCIM). Esto ha causado que las deserciones sean mayores cada día.

Con información Maduradas.

¡Déjenos su comentario!