Venezuela sin Censura

Hombre que embarazó a hija en Ocumare del Tuy también ultrajó a nietos

Esteban José Rodríguez Zapata, de 44 años, quien fue acusado por su hija de violarla durante 10 años, también es señalado de ultrajar, presuntamente, a dos de los tres descendientes que procreó con ella.

Así se desprende de las investigaciones adelantadas por funcionarios de la Policía Municipal de Tomás Lander, quienes detuvieron a Rodríguez Zapata después de que su hija, quien ahora cuenta con 22 años, lo denunció.

El director del cuerpo de seguridad local, José Luis Ojeda, precisó que una vez que arrestaron al hombre en su residencia, ubicada en el sector El Rincón de La Cabrera, en Ocumare del Tuy, estado Miranda, la tarde del 7 de marzo, procedieron a indagar en el círculo familiar.

“Este individuo, al parecer, comenzó a abusar de su hija cuando ella cumplió 12 años. De esta relación incestuosa, que duró 10 años, nacieron tres niños que actualmente tienen 9, 5 y 2 años”, indicó el alto funcionario, quien añadió que de acuerdo con lo expuesto por la víctima, su padre la mantenía en cautiverio y la amenazaba con matarla, picarla y quemarla si lo denunciaba.

Ojeda refirió que en el marco de las indagatorias que adelanta la Fiscalía 26 del Ministerio Público, se procedió a realizarles los exámenes médicos forenses a los niños, y los análisis determinaron que fueron abusados sexualmente. Además presentan signos de tortura y maltrato. Su padre-abuelo aparece como el presunto responsable.

En predios policiales se supo que Esteban José Rodríguez Zapata será acusado ante un tribunal del Circuito Judicial Penal de los Valles del Tuy por los delitos de violencia física agravada y psicológica en perjuicio de su esposa; violencia sexual agravada en grado de continuidad, violencia física agravada, amenaza y violencia psicológica contra su hija de 22 años; abuso sexual con penetración anal en grado de continuidad y tortura en perjuicio del niño de 9 años; abuso sexual con penetración anal y vaginal, tortura y trato cruel en perjuicio de la niña de 5 años, y trato cruel contra el niño de 2 años.

Al imputado y a las víctimas se les practicará una prueba de ADN. Entre tanto, los pequeños permanecen bajo el resguardo de una Casa-Hogar, por orden del Consejo de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes.

 

¡Déjenos su comentario!